Síndrome de intestino irritable y

dieta baja en FODMAPs

El síndrome de intestino irritable (SII) es un trastorno digestivo funcional muy frecuente.

Se cree que un 15% de la población mundial lo sufre y en su mayoría son mujeres. Unas de las principales características es  la disminución de la calidad de vida ya que los síntomas caracterizados por dolor abdominal y movimientos intestinales alterados repercuten en las actividades diarias.  Aproximadamente 2/3 de los pacientes con SII refiere que sus síntomas están ligados de alguna manera a la comida. 

Los alimentos y hábitos alimentarios  tienen un papel fundamental a la hora de controlar los síntomas. Específicamente , la dieta baja en FODMAPs fue creada por la Universidad de Monash para poner en practica en estos pacientes.  Para que te sea fácil entenderlo FODMAP es un acrónimo para :

  • FERMENTABLE

  • OLIGOSACARIDOS

  • DISACARIDOS

  • MONOSACARIDOS

  • and

  • POLIOLES

Estos, son un tipo de hidratos de carbono (azucares) de cadena media presentes en muchísimos alimentos que pasan de forma intacta por todo el sistema digestivo hasta llegar al colon. En este lugar son usados como sustrato y energía por nuestras bacterias intestinales o mejor conocida como microbiota intestinal llevando a cabo el proceso de fermentación. La fermentación bacteriana es un proceso completamente normal y saludable ya que gracias a él se obtiene como resultado ácidos grasos de cadena corta (AGCC) y gases que mantienen nuestra salud e inmunidad en óptimas condiciones.

Sin embargo en ciertas personas estos procesos normales son vividos con mucha molesta y dolor.

En estos casos y cuando el diagnóstico está bien hecho es recomendable realizar una dieta baja en FODMAPs previo a la evaluación de los hábitos alimentarios junto a un profesional idóneo en el tema.

Una dieta baja en FODMAPs se refiere a un patrón alimentario temporario que es bajo en estos azucares anteriormente explicados. El objetivo de esta dieta es eliminar los síntomas gastrointestinales en una primera instancia  para después ir reintroduciendolos de a poco para conocer cuáles son los que disparan los síntomas y por último aplicar lo aprendido y consolidando los conocimientos en una alimentación saludable.

La dieta baja en  FODMAPs es la primera linea de tratamiento nutricional en el  Síndrome de Intestino Irritable

Más investigaciones en esta área deben ser llevadas a cabo pero el consenso científico indica que la dieta baja en FODMAPs debe ser la primera linea de tratamiento en caso de SII.

En un estudio, casi 9 de cada 10 personas realizando la dieta baja en FODMAP tuvo mejorías en lo que respecta a la hinchazón abdominal, flatulencias y síntomas generales. Otro estudio importante , concluyó que los sintomas de SII se redujeron en un 50% cuando se realizo esta alimentación . (12).

A Vivir Aprendamos 

©2020 por A Vivir Aprendamos - Argentina

info@aviviraprendamos.com